Dejando huella representando a Chihuahua

Alan Falomir, participó desde muy joven en las sociedades de alumnos, siempre inquieto por liderar proyectos estudiantiles y un alto interés por el respeto a los derechos de los mismos. Así en la secundaria Técnica 42, en el Colegio de Bachilleres 4 y en el Instituto Tecnológico de Chihuahua, donde concluyó la carrera de Ingeniería Industrial.

Sus inicios en la política fueron en el Partido Acción Nacional, donde en 2004 fue electo como presidente de las juventudes blanquiazules.

Fue ya en 2009 que el líder nacional de Convergencia, lo invitó a sumarse a las filas de lo que hoy es Movimiento Ciudadano, donde el primer cargo de elección popular que ocupó fue el de regidor por la ciudad de Chihuahua, donde se distinguió por ser un opositor fuerte, siempre constructivo, del entonces alcalde, Javier Garfio.

El apodo El Cabrito, nace de un eslogan que utilizó en 2015, donde se decía Encabritado con el gobierno, mientas que en la publicidad aparecía sosteniendo una cabra, ambos con gafas para sol.

Desde 2017 ocupa la dirigencia estatal de Movimiento Ciudadano en Chihuahua, y de 2018 a la fecha se desempeña como uno de los diputados federales más participativos en el Congreso de la Unión, con propuestas que van desde temas como la salud, el deporte, dignificación de los cuerpos de bomberos, entre otras.

Dejando huella representando a Chihuahua

Alan Falomir, participó desde muy joven en las sociedades de alumnos, siempre inquieto por liderar proyectos estudiantiles y un alto interés por el respeto a los derechos de los mismos. Así en la secundaria Técnica 42, en el Colegio de Bachilleres 4 y en el Instituto Tecnológico de Chihuahua, donde concluyó la carrera de Ingeniería Industrial.

Sus inicios en la política fueron en el Partido Acción Nacional, donde en 2004 fue electo como presidente de las juventudes blanquiazules.

Fue ya en 2009 que el líder nacional de Convergencia, lo invitó a sumarse a las filas de lo que hoy es Movimiento Ciudadano, donde el primer cargo de elección popular que ocupó fue el de regidor por la ciudad de Chihuahua, donde se distinguió por ser un opositor fuerte, siempre constructivo, del entonces alcalde, Javier Garfio.

El apodo El Cabrito, nace de un eslogan que utilizó en 2015, donde se decía Encabritado con el gobierno, mientas que en la publicidad aparecía sosteniendo una cabra, ambos con gafas para sol.

Desde 2017 ocupa la dirigencia estatal de Movimiento Ciudadano en Chihuahua, y de 2018 a la fecha se desempeña como uno de los diputados federales más participativos en el Congreso de la Unión, con propuestas que van desde temas como la salud, el deporte, dignificación de los cuerpos de bomberos, entre otras.