¿Economía circular?

El modelo económico actual es un lineal y no un sistema circular, es decir, los recursos naturales son finitos y en un sistema lineal acabaremos con ellos en algunos años la situación será insostenible.

El sistema económico vigente y el ciclo de vida de la naturaleza chocan entre sí y contra el desarrollo sostenible a largo plazo. En la naturaleza no existe la basura: todos los elementos cumplen una función de manera continua y son reutilizados para su aprovechamiento en diferentes etapas.

La propuesta de un modelo económico circular tomando como ejemplo lo que ocurre en la naturaleza, es un modelo de aprovechamiento de recursos donde lo primero es reducir la compra o la producción de bienes, además de minimizar la producción al mínimo indispensable, y hacer uso del producto solo cuando en realidad lo necesitemos, reutilizar los elementos que por sus propiedades no se pueden reciclar o degradarse y volver al ambiente.

Es decir, en la economía circular se apoya la utilización de materiales biodegradables, por ejemplo, los nutrientes biológicos, para que éstos puedan volver a la naturaleza sin causar daños ambientales. Cuando no se puedan utilizar los famosos materiales eco-friendly, el objetivo será facilitar el desarme sencillo para su reutilización o reciclaje para reincorporarlos al ciclo de producción.

Las empresas que han puesto en práctica la economía circular están comprobando que reutilizar los recursos es mucho más rentable que crearlos desde cero. Por tal motivo, los precios de producción y el precio de venta se reducen, así se beneficia al consumidor.

Principios de la economía circular:

1.- El residuo se convierte en recurso. Todo el material biodegradable vuelve a la naturaleza y el que no es biodegradable se reutiliza.

2.- Reintroducir aquellos productos que ya no corresponden a las necesidades iniciales de los consumidores.

3.- Reutilización de ciertos residuos o partes de los mismos, que todavía pueden funcionar para la elaboración de nuevos productos.

4.- Reparación, encontrar una segunda vida a los productos dañados.

5.- Reciclaje, utilizar los materiales que se encuentran en los residuos.

6.- Valorización, aprovechar energéticamente los residuos que no se pueden reciclar.

7.- Economía de la funcionalidad, eliminar la venta de productos en muchos casos para implantar un sistema de alquiler de bienes. Cuando el producto termina su función principal, vuelve a la empresa, que lo desmontará para reutilizar sus piezas válidas.

8.- Energía de fuentes renovables, eliminar los combustibles fósiles para producir.

9.- Ecoconcepción, considera los impactos ambientales a lo largo del ciclo de vida de un producto y los integra desde su concepción.

10.- Ecología industrial y territorial, establece un modo de organización industrial caracterizado por una gestión optimizada de los stocks y de los flujos de materiales, energía y servicios.

La economía circular será el futuro en todas las empresas, por el ahorro económico y por el beneficio al medio ambiente. Los cambios no serán inmediatos, sino que se darán poco a poco, pero se tiene que empezar desde ya.

¿Economía circular?

El modelo económico actual es un lineal y no un sistema circular, es decir, los recursos naturales son finitos y en un sistema lineal acabaremos con ellos en algunos años la situación será insostenible.

El sistema económico vigente y el ciclo de vida de la naturaleza chocan entre sí y contra el desarrollo sostenible a largo plazo. En la naturaleza no existe la basura: todos los elementos cumplen una función de manera continua y son reutilizados para su aprovechamiento en diferentes etapas.

La propuesta de un modelo económico circular tomando como ejemplo lo que ocurre en la naturaleza, es un modelo de aprovechamiento de recursos donde lo primero es reducir la compra o la producción de bienes, además de minimizar la producción al mínimo indispensable, y hacer uso del producto solo cuando en realidad lo necesitemos, reutilizar los elementos que por sus propiedades no se pueden reciclar o degradarse y volver al ambiente.

Es decir, en la economía circular se apoya la utilización de materiales biodegradables, por ejemplo, los nutrientes biológicos, para que éstos puedan volver a la naturaleza sin causar daños ambientales. Cuando no se puedan utilizar los famosos materiales eco-friendly, el objetivo será facilitar el desarme sencillo para su reutilización o reciclaje para reincorporarlos al ciclo de producción.

Las empresas que han puesto en práctica la economía circular están comprobando que reutilizar los recursos es mucho más rentable que crearlos desde cero. Por tal motivo, los precios de producción y el precio de venta se reducen, así se beneficia al consumidor.

Principios de la economía circular:

1.- El residuo se convierte en recurso. Todo el material biodegradable vuelve a la naturaleza y el que no es biodegradable se reutiliza.

2.- Reintroducir aquellos productos que ya no corresponden a las necesidades iniciales de los consumidores.

3.- Reutilización de ciertos residuos o partes de los mismos, que todavía pueden funcionar para la elaboración de nuevos productos.

4.- Reparación, encontrar una segunda vida a los productos dañados.

5.- Reciclaje, utilizar los materiales que se encuentran en los residuos.

6.- Valorización, aprovechar energéticamente los residuos que no se pueden reciclar.

7.- Economía de la funcionalidad, eliminar la venta de productos en muchos casos para implantar un sistema de alquiler de bienes. Cuando el producto termina su función principal, vuelve a la empresa, que lo desmontará para reutilizar sus piezas válidas.

8.- Energía de fuentes renovables, eliminar los combustibles fósiles para producir.

9.- Ecoconcepción, considera los impactos ambientales a lo largo del ciclo de vida de un producto y los integra desde su concepción.

10.- Ecología industrial y territorial, establece un modo de organización industrial caracterizado por una gestión optimizada de los stocks y de los flujos de materiales, energía y servicios.

La economía circular será el futuro en todas las empresas, por el ahorro económico y por el beneficio al medio ambiente. Los cambios no serán inmediatos, sino que se darán poco a poco, pero se tiene que empezar desde ya.