La biotecnóloga emprendedora

Sus ganas de cambiar el mundo y querer impactar a las personas positivamente fueron los principales factores para comenzar su carrera exitosa. Julia Romero se encuentra estudiando la carrera de Biotecnología en su séptimo semestre.

Actualmente el mundo de la ganadería es uno de los sectores que más contaminan a nivel global. Principalmente porque las vacas producen gas metano cuando se encuentran estresadas metabólicamente.

El ganado para que sea productivo y redituable tiene que estar preñado una vez al año, por lo que los ganaderos tienen que implementar sistemas de reproducción que no son amigables, ni con la vaca ni con el medio ambiente. Para saber si se encuentra preñada tiene que ser por medio de la palpación y se tiene que introducir parte del brazo en su recto, lo cual hace que se estresen más.

Así fue como se le ocurrió a Julia diseñar SALI-bar, la cual es una prueba de diagnóstico molecular que es más amigable con el ganado y con el bolsillo del ganadero. Detecta la inseminación efectiva a los 5 días y si está preñada a los 15 días además de que solamente se necesita saliva de la vaca.

Julia dio un consejo para los nuevos emprendedores,”Las ideas las traes tú y está en ti lograrlo, trabaja 120% para hacerlo”.

La biotecnóloga emprendedora

Sus ganas de cambiar el mundo y querer impactar a las personas positivamente fueron los principales factores para comenzar su carrera exitosa. Julia Romero se encuentra estudiando la carrera de Biotecnología en su séptimo semestre.

Actualmente el mundo de la ganadería es uno de los sectores que más contaminan a nivel global. Principalmente porque las vacas producen gas metano cuando se encuentran estresadas metabólicamente.

El ganado para que sea productivo y redituable tiene que estar preñado una vez al año, por lo que los ganaderos tienen que implementar sistemas de reproducción que no son amigables, ni con la vaca ni con el medio ambiente. Para saber si se encuentra preñada tiene que ser por medio de la palpación y se tiene que introducir parte del brazo en su recto, lo cual hace que se estresen más.

Así fue como se le ocurrió a Julia diseñar SALI-bar, la cual es una prueba de diagnóstico molecular que es más amigable con el ganado y con el bolsillo del ganadero. Detecta la inseminación efectiva a los 5 días y si está preñada a los 15 días además de que solamente se necesita saliva de la vaca.

Julia dio un consejo para los nuevos emprendedores,”Las ideas las traes tú y está en ti lograrlo, trabaja 120% para hacerlo”.