Los estragos del Super Tazón

El sur de Florida recibió alrededor de 200 mil personas para unirse a las festividades. Mientras tanto, los precios por una noche de hotel aumentaron un 600% durante ese fin de semana; empresarios locales empezaron a tener peticiones surreales: “órdenes de 300 alitas para llevar”, y los meseros aseguraban recibir más de 500 dólares de propinas diarias. Fotos de clubes nocturnos circulaban en internet donde el piso del lugar se encontraba forrado de billetes.  

Algunos economistas creen que los números que reflejan la derrama económica en la región podrían estar inflados pues gran parte del gasto turístico se hace en cadenas y franquicias que simplemente toman la ganancia y se van; además también habría que restar la inversión de hasta 20 millones de dólares usados en subsidios al estadio, servicios de emergencia, cuerpos policiacos y otros preparativos hechos por la alcaldía.

Sin embargo, todo es una balanza y el impacto económico no sólo repercute a la región en la que se festeja el partido. Estados Unidos estima una pérdida de 5.1 mil millones de dólares por parte de los empleadores y su baja productividad luego del Super Tazón.

Al ser un magno evento, encuestas revelan que, en ese día, 17.5 millones de trabajadores norteamericanos probablemente falten al trabajo, mientras que 11.1 millones afirman que llegarán tarde o saldrán temprano de su jornada del lunes.

Entre economía positivas y negativas, el Super Tazón es uno de los eventos deportivos más importantes y tiene el mayor rating televisivo mundial de aquellos con periodicidad anual y de un solo día.

 

Los estragos del Super Tazón

El sur de Florida recibió alrededor de 200 mil personas para unirse a las festividades. Mientras tanto, los precios por una noche de hotel aumentaron un 600% durante ese fin de semana; empresarios locales empezaron a tener peticiones surreales: “órdenes de 300 alitas para llevar”, y los meseros aseguraban recibir más de 500 dólares de propinas diarias. Fotos de clubes nocturnos circulaban en internet donde el piso del lugar se encontraba forrado de billetes.  

Algunos economistas creen que los números que reflejan la derrama económica en la región podrían estar inflados pues gran parte del gasto turístico se hace en cadenas y franquicias que simplemente toman la ganancia y se van; además también habría que restar la inversión de hasta 20 millones de dólares usados en subsidios al estadio, servicios de emergencia, cuerpos policiacos y otros preparativos hechos por la alcaldía.

Sin embargo, todo es una balanza y el impacto económico no sólo repercute a la región en la que se festeja el partido. Estados Unidos estima una pérdida de 5.1 mil millones de dólares por parte de los empleadores y su baja productividad luego del Super Tazón.

Al ser un magno evento, encuestas revelan que, en ese día, 17.5 millones de trabajadores norteamericanos probablemente falten al trabajo, mientras que 11.1 millones afirman que llegarán tarde o saldrán temprano de su jornada del lunes.

Entre economía positivas y negativas, el Super Tazón es uno de los eventos deportivos más importantes y tiene el mayor rating televisivo mundial de aquellos con periodicidad anual y de un solo día.