Netflix

Es conocido que Netflix es la plataforma de video bajo demanda más grande del mercado. Actualmente cuenta con 81.5 millones de suscriptores y con más contenido propio que ninguna otra plataforma similar, pero ¿cuál fue el secreto detrás de esta historia de éxito?

El éxito de Netflix fue posible gracias a la visión de negocios su fundador Reed Hastings, un experto informático de Massachusetts, cuando en 1997 le hicieron un cargo de $40 dólares por olvidar devolver a tiempo la película Apollo 13 en Blockbuster. Sintiéndose avergonzado y enojado, tuvo la grandiosa idea de generar un modelo de negocios en el cual los clientes pudieran rentar todas las películas que quisieran por $4 dólares al mes y sin tener que salir de casa.

La metodología de Reed se basaba en enviar todas las películas en formato DVD que quisieras al mes, las únicas condiciones eran que no tuvieras más de 4 películas al mismo tiempo y que se pagara el costo del envío.

En el 2000, Reed busca llevar su servicio a más usuarios en E.U.A y consigue una cita con John Antioco, CEO de Blockbuster, al cual le propuso fusionar sus modelos de negocios en donde Netflix sería absorbida por la marca. Después de una buena presentación, John rechaza la oferta comercio y es ahí donde comienza una constante fricción entre las marcas.

En el 2004, los precios de los DVD’s bajaron drásticamente su precio, es ahí donde casi dos tercios de los hogares de los E.U.A contaban con un reproductor DVD, esto llevó a Netflix a controlar el mercado de renta de películas por correo postal.

En ese tiempo, Walmart y Blockbuster trataron de copiar el modelo de negocio, pero decidieron retirarse al observar una gran cantidad de usuarios que tenía Netflix. Reed no se quedó quieto, quería más, fue entonces cuando en el año 2007 Netflix lanza su plataforma web.

El lanzamiento de la nueva plataforma de Netflix fue todo un éxito, daba la movilidad y facilidad de poder acceder a contenido de entretenimiento en cualquier lugar con acceso a internet. Al inicio el contenido era poco, pero en el 2008, Netflix firma un contrato con Disney y Sony para poder incluir sus películas, al poco tiempo firma con Paramount, MGN y Lionsgate.

En el 2016, Netflix comenzó a producir contenido original y su primer intento fue House of Cards que se convirtió en la sensación del momento con una trama que cautivó a los consumidores y el icónico elenco de actores la volvía adictiva. Para finales de este año ya había entregado más de 600 horas de material audiovisual propio a sus suscriptores.

En ese momento ya tenía competencia, comenzaron a surgir plataformas de video bajo demanda como Hulu o Crackle que compartían el modelo de negocios y además tenían contenido al que Netflix no tenía acceso, fue ahí donde el monopolio empezó a decaer.

Las dificultades para Netflix comenzaron a ser constantes, ya que Disney anuncio el lanzamiento de su propia plataforma de streaming, que incluirá todo el material audiovisual de Pixar, Marvel, Star Wars, National Geographic, y claro del mismo Disney; representando una gran amenaza ya que todo este material tendrá que ser retirado de la plataforma.

HBO no se quedó atrás, comenzó a sacar su contenido de la plataforma, pero siendo honestos no ha tenido el mismo impacto. Otra plataforma que se perfila para ser número uno es Amazon Prime Video, que actualmente cuenta con su contendido original y colaboraciones.

De Netflix podemos aprender 3 lecciones muy importantes:

  1. Aprovechar las oportunidades: Reed Hastings supo ver una tendencia de mercado que Blockbuster no.
  2. Innovar: Netflix siempre está innovando en su producto para satisfacer las demandas de sus clientes y seguir vigente ante la competencia.
  3. Crear estrategias comerciales propias: Creó estrategias para dificultad la entrada al mercado de posibles competidores, ya que no le bastó con tener la alianza con las mejores productoras, sino que comenzó a crear contenido propio antes que nadie.

Netflix

Es conocido que Netflix es la plataforma de video bajo demanda más grande del mercado. Actualmente cuenta con 81.5 millones de suscriptores y con más contenido propio que ninguna otra plataforma similar, pero ¿cuál fue el secreto detrás de esta historia de éxito?

El éxito de Netflix fue posible gracias a la visión de negocios su fundador Reed Hastings, un experto informático de Massachusetts, cuando en 1997 le hicieron un cargo de $40 dólares por olvidar devolver a tiempo la película Apollo 13 en Blockbuster. Sintiéndose avergonzado y enojado, tuvo la grandiosa idea de generar un modelo de negocios en el cual los clientes pudieran rentar todas las películas que quisieran por $4 dólares al mes y sin tener que salir de casa.

La metodología de Reed se basaba en enviar todas las películas en formato DVD que quisieras al mes, las únicas condiciones eran que no tuvieras más de 4 películas al mismo tiempo y que se pagara el costo del envío.

En el 2000, Reed busca llevar su servicio a más usuarios en E.U.A y consigue una cita con John Antioco, CEO de Blockbuster, al cual le propuso fusionar sus modelos de negocios en donde Netflix sería absorbida por la marca. Después de una buena presentación, John rechaza la oferta comercio y es ahí donde comienza una constante fricción entre las marcas.

En el 2004, los precios de los DVD’s bajaron drásticamente su precio, es ahí donde casi dos tercios de los hogares de los E.U.A contaban con un reproductor DVD, esto llevó a Netflix a controlar el mercado de renta de películas por correo postal.

En ese tiempo, Walmart y Blockbuster trataron de copiar el modelo de negocio, pero decidieron retirarse al observar una gran cantidad de usuarios que tenía Netflix. Reed no se quedó quieto, quería más, fue entonces cuando en el año 2007 Netflix lanza su plataforma web.

El lanzamiento de la nueva plataforma de Netflix fue todo un éxito, daba la movilidad y facilidad de poder acceder a contenido de entretenimiento en cualquier lugar con acceso a internet. Al inicio el contenido era poco, pero en el 2008, Netflix firma un contrato con Disney y Sony para poder incluir sus películas, al poco tiempo firma con Paramount, MGN y Lionsgate.

En el 2016, Netflix comenzó a producir contenido original y su primer intento fue House of Cards que se convirtió en la sensación del momento con una trama que cautivó a los consumidores y el icónico elenco de actores la volvía adictiva. Para finales de este año ya había entregado más de 600 horas de material audiovisual propio a sus suscriptores.

En ese momento ya tenía competencia, comenzaron a surgir plataformas de video bajo demanda como Hulu o Crackle que compartían el modelo de negocios y además tenían contenido al que Netflix no tenía acceso, fue ahí donde el monopolio empezó a decaer.

Las dificultades para Netflix comenzaron a ser constantes, ya que Disney anuncio el lanzamiento de su propia plataforma de streaming, que incluirá todo el material audiovisual de Pixar, Marvel, Star Wars, National Geographic, y claro del mismo Disney; representando una gran amenaza ya que todo este material tendrá que ser retirado de la plataforma.

HBO no se quedó atrás, comenzó a sacar su contenido de la plataforma, pero siendo honestos no ha tenido el mismo impacto. Otra plataforma que se perfila para ser número uno es Amazon Prime Video, que actualmente cuenta con su contendido original y colaboraciones.

De Netflix podemos aprender 3 lecciones muy importantes:

  1. Aprovechar las oportunidades: Reed Hastings supo ver una tendencia de mercado que Blockbuster no.
  2. Innovar: Netflix siempre está innovando en su producto para satisfacer las demandas de sus clientes y seguir vigente ante la competencia.
  3. Crear estrategias comerciales propias: Creó estrategias para dificultad la entrada al mercado de posibles competidores, ya que no le bastó con tener la alianza con las mejores productoras, sino que comenzó a crear contenido propio antes que nadie.