¿Qué significa ser una Empresa Socialmente Responsable?

Ser una empresa socialmente responsable no es una etiqueta que debe ser tomada a la ligera, ser una empresa de este tipo tendrá una repercusión en nuestra organización empresarial, así como en nuestras campañas y finalmente en nuestros productos.

También implica un reto administrativo, ya que puede implicar tiempo, recursos, personal, estructurar un plan que sea adaptable en la arquitectura de nuestra empresa y generar una estructura global que integre todos los niveles de la empresa.

Por lo que la empresa deberá de tener claro el rumbo que quiere llegar, basado en una visión de gran alcance y con una razón de ser.

Por lo anterior, debemos de pensar en una empresa en la que al centro tiene que contemplar a los directivos, empleados ofreciendo condiciones justas y remunerando el trabajo de calidad, actitudes de liderazgo, capacitación, crecimiento entre otras.

Se manejan valores que la posicionen como líder:

  • No discriminar por ningún motivo a sus trabajadores.
  • Aceptar a todos por igual.
  • Tener como parte central a los proveedores y distribuidores.

El entorno de la empresa deberá de estar pensando en la población que tiene ciertas necesidades o bien atender a grupos vulnerables. Por ejemplo:

  • Personas de la tercera edad.
  • Personas con capacidades diferentes.
  • Poblaciones indígenas.
  • Apoyar a niños en situación de calle.
  • A mujeres con cáncer de mama.

Aquí el objetivo de la empresa y los planes de financiamiento de estas campañas tienen que ser sostenibles, es decir, que la empresa tiene que llevar a cabo planeaciones y colaboraciones con fundaciones, gobierno u otras empresas para distribuir sus gastos y contribuir a la sociedad.

Las empresas con el distintivo ESR harán que su mercado confíe mucho más en ellas, ya que significa que existe una garantía de mayor sostenibilidad y ayuda a reducir riesgos, anticipándose a situaciones que pueden afectar a su empresa y al mismo tiempo se comienza a generar confianza.

¿Qué significa ser una Empresa Socialmente Responsable?

Ser una empresa socialmente responsable no es una etiqueta que debe ser tomada a la ligera, ser una empresa de este tipo tendrá una repercusión en nuestra organización empresarial, así como en nuestras campañas y finalmente en nuestros productos.

También implica un reto administrativo, ya que puede implicar tiempo, recursos, personal, estructurar un plan que sea adaptable en la arquitectura de nuestra empresa y generar una estructura global que integre todos los niveles de la empresa.

Por lo que la empresa deberá de tener claro el rumbo que quiere llegar, basado en una visión de gran alcance y con una razón de ser.

Por lo anterior, debemos de pensar en una empresa en la que al centro tiene que contemplar a los directivos, empleados ofreciendo condiciones justas y remunerando el trabajo de calidad, actitudes de liderazgo, capacitación, crecimiento entre otras.

Se manejan valores que la posicionen como líder:

  • No discriminar por ningún motivo a sus trabajadores.
  • Aceptar a todos por igual.
  • Tener como parte central a los proveedores y distribuidores.

El entorno de la empresa deberá de estar pensando en la población que tiene ciertas necesidades o bien atender a grupos vulnerables. Por ejemplo:

  • Personas de la tercera edad.
  • Personas con capacidades diferentes.
  • Poblaciones indígenas.
  • Apoyar a niños en situación de calle.
  • A mujeres con cáncer de mama.

Aquí el objetivo de la empresa y los planes de financiamiento de estas campañas tienen que ser sostenibles, es decir, que la empresa tiene que llevar a cabo planeaciones y colaboraciones con fundaciones, gobierno u otras empresas para distribuir sus gastos y contribuir a la sociedad.

Las empresas con el distintivo ESR harán que su mercado confíe mucho más en ellas, ya que significa que existe una garantía de mayor sostenibilidad y ayuda a reducir riesgos, anticipándose a situaciones que pueden afectar a su empresa y al mismo tiempo se comienza a generar confianza.