¡Sí, acepto!

Todo comenzó en Monterrey, por la necesidad que observó cuando sus amigas se empezaron a casar y buscaban todos los accesorios en el extranjero. Por lo que decidió que iba a facilitar la vida de las novias y traer accesorios exclusivos sin tener que salir del país.

Después de su gran boda, su esposo decide regresar a su tierra natal, Chihuahua, y formar una familia en el estado grande. Diana nos mencionó, “fue un reto llegar a una nueva ciudad donde conocía poca gente, pero ha sido muy gratificante poder tener presencia física en dos ciudades y en línea a nivel nacional”.

Todas las piezas que hay en Lazart tienen el visto bueno de Diana, si no le agradan a ella, no se venden. Tanto es la elegancia y exclusividad de sus accesorios que ha ayudado en sus bodas a personalidades como Andy Benavides y Jimena Longoria.

El ser emprendedor no es fácil, pero Diana recomendó, “creo que en Chihuahua hace falta más empresas lideradas por mujeres. Los riesgos son latentes en todo momento y el camino no es fácil, la clave para el éxito es ser constantes y no perder el enfoque a la meta”

Los planes siguen para Lazart y próximamente podrán encontrar sus accesorios en Estados Unidos.

¡Sí, acepto!

Todo comenzó en Monterrey, por la necesidad que observó cuando sus amigas se empezaron a casar y buscaban todos los accesorios en el extranjero. Por lo que decidió que iba a facilitar la vida de las novias y traer accesorios exclusivos sin tener que salir del país.

Después de su gran boda, su esposo decide regresar a su tierra natal, Chihuahua, y formar una familia en el estado grande. Diana nos mencionó, “fue un reto llegar a una nueva ciudad donde conocía poca gente, pero ha sido muy gratificante poder tener presencia física en dos ciudades y en línea a nivel nacional”.

Todas las piezas que hay en Lazart tienen el visto bueno de Diana, si no le agradan a ella, no se venden. Tanto es la elegancia y exclusividad de sus accesorios que ha ayudado en sus bodas a personalidades como Andy Benavides y Jimena Longoria.

El ser emprendedor no es fácil, pero Diana recomendó, “creo que en Chihuahua hace falta más empresas lideradas por mujeres. Los riesgos son latentes en todo momento y el camino no es fácil, la clave para el éxito es ser constantes y no perder el enfoque a la meta”

Los planes siguen para Lazart y próximamente podrán encontrar sus accesorios en Estados Unidos.