SUEÑOS DE ALTURA

Dentro de su área y preparación el reto más grande siempre es regresar con bien a casa, pues los peligros como caídas de piedras, resbalones e incluso el malevolente clima juegan un factor de riesgo que vale la pena sortear.

Así describe Marco Ruvalcaba su pasión por el montañismo, el cual lo ha llevado a estar 4 años en actividad intensa escalando los volcanes de México, y ahora platica como la combinación de enfoque, constancia, disciplina y planificación, logran que cada ascenso sea un éxito.

“A la montaña hay que ir primero preparado y después motivado, ¡normalmente lo hacemos al revés! Vamos con mucha motivación y poca preparación. Además es muy importante ir ascendiendo gradualmente las montañas de menor a mayor, lo disfrutas más y es más seguro”, comentó.

Amante de la naturaleza y los deportes extremos, Marco ha visitado los volcanes más representativos del país como el Pico de Orizaba, el Iztaccíhuatl, el Nevado de Toluca, la Sierra Negra, la Malinche, el Nevado de Colima y el Monte Tláloc; y próximamente visitará las montañas de Sudamérica.

Aunque en un día laboral se encuentre dando capacitación, consultoría de negocios y coachings de vida, lo cual lleva más de 20 años haciendo, Marco sabe que enfocado y dedicado el tiempo requerido a cada actividad genera un balance y desarrolla de mejor manera una rutina de éxito. Es por eso que desde el 2017 crea el proyecto Montañas Con Propósito y el Club de Montañismo de Chihuahua, el cual se fundó para salir entre amigos a las montañas.

“(Montañas Con Propósito) busca propiciar la activación física y la salud mental, el salir y cuidar a la naturaleza, además del desarrollo humano; así como invitar a niños y jóvenes a soñar y hacerles saber que sus sueños se pueden lograr”.

Seguro de que el alpinismo impacta de una manera muy importante, Marco asegura que el ejercer esta actividad genera una transformación positiva y significativa en todas las áreas de la vida.

SUEÑOS DE ALTURA

Dentro de su área y preparación el reto más grande siempre es regresar con bien a casa, pues los peligros como caídas de piedras, resbalones e incluso el malevolente clima juegan un factor de riesgo que vale la pena sortear.

Así describe Marco Ruvalcaba su pasión por el montañismo, el cual lo ha llevado a estar 4 años en actividad intensa escalando los volcanes de México, y ahora platica como la combinación de enfoque, constancia, disciplina y planificación, logran que cada ascenso sea un éxito.

“A la montaña hay que ir primero preparado y después motivado, ¡normalmente lo hacemos al revés! Vamos con mucha motivación y poca preparación. Además es muy importante ir ascendiendo gradualmente las montañas de menor a mayor, lo disfrutas más y es más seguro”, comentó.

Amante de la naturaleza y los deportes extremos, Marco ha visitado los volcanes más representativos del país como el Pico de Orizaba, el Iztaccíhuatl, el Nevado de Toluca, la Sierra Negra, la Malinche, el Nevado de Colima y el Monte Tláloc; y próximamente visitará las montañas de Sudamérica.

Aunque en un día laboral se encuentre dando capacitación, consultoría de negocios y coachings de vida, lo cual lleva más de 20 años haciendo, Marco sabe que enfocado y dedicado el tiempo requerido a cada actividad genera un balance y desarrolla de mejor manera una rutina de éxito. Es por eso que desde el 2017 crea el proyecto Montañas Con Propósito y el Club de Montañismo de Chihuahua, el cual se fundó para salir entre amigos a las montañas.

“(Montañas Con Propósito) busca propiciar la activación física y la salud mental, el salir y cuidar a la naturaleza, además del desarrollo humano; así como invitar a niños y jóvenes a soñar y hacerles saber que sus sueños se pueden lograr”.

Seguro de que el alpinismo impacta de una manera muy importante, Marco asegura que el ejercer esta actividad genera una transformación positiva y significativa en todas las áreas de la vida.