Transforma a tu personal en tu mejor herramienta

Es natural que para hacer crecer a tu empresa requieras más talento en cada uno de sus puestos, ¿qué te parece qué en vez de buscarlo afuera, te dedicarás a desarrollarlo? Hablemos de una gran responsabilidad que tienen las empresas, pero bastante olvidada e ignorada. Primero aprendámosle algo a los equipos de futbol y los deportes en general.

¿Cuál será la principal actividad económica de un equipo de futbol? ¿Ganar torneos, meter goles, conseguir patrocinadores, entradas a sus estadios, venta de su mercancía?  Hay una más, que de no hacerse todas las demás son en verdad difíciles, pero si se hace de manera exitosa lo demás es solo piezas de domino que empiezan a caer una tras otra. ¿Cuál es? Compran jugadores y los venden a mayor valor, haciéndolos mejor en lo que saben hacer.

Después de esta analogía, es importante que hagas un énfasis en el desarrollo de tu personal, como si en algún futuro fueras a venderlos. Tendrás bastantes beneficios colaterales: mayor compromiso y motivación, mejores resultados y más constantes.

Ahora piensa en un enfoque a largo plazo, ¿qué pasa si nunca se va? Irás construyendo una fuerza laboral de alto talento y sacarás ventaja a tu competencia. ¿Qué pasa si se va? Habrás desarrollado una fórmula exitosa para generar talentos.

Tu estrategia en recursos humanos ya no será esperar que el talento que tanto requieres caiga del cielo, sino formarlos dentro, hechos a mano para lo que tu empresa requiere. Desarrolla esta habilidad como empresario y verás tu empresa crecer gracias al talento de todos los participantes.

¿Cómo hacerlo?

 1.-Selecciona 1 o 2 puestos clave en tu organización

2.-Identifica en cada uno 2 o 3 habilidades cruciales para ejecutar bien su trabajo.

3.-Para cada habilidad encuentra 4 o 5 maneras de enseñarle a hacerlo mejor, talleres, cursos, libros, diplomados, etc.

4.-De todas estas opciones, escoge 2 o 3 por puesto y traza una estrategia a 6 meses para ejecutarlas.

 

Conforme te familiarizas con el sistema, lo podrás implementar a más puestos en el futuro. Empezarás a conseguir más clientes, los tendrás más satisfechos, llegarás a mayores mercados, aumentará la calidad en tus productos. En otras palabras, tu equipo empezará a meter más goles, ganar más torneos, vender más mercancía y conseguir más patrocinadores.

Todo se basa en poder desarrollar a tus jugadores como si fueras a venderlos para encontrar su valor principal a cada uno.

Transforma a tu personal en tu mejor herramienta

Es natural que para hacer crecer a tu empresa requieras más talento en cada uno de sus puestos, ¿qué te parece qué en vez de buscarlo afuera, te dedicarás a desarrollarlo? Hablemos de una gran responsabilidad que tienen las empresas, pero bastante olvidada e ignorada. Primero aprendámosle algo a los equipos de futbol y los deportes en general.

¿Cuál será la principal actividad económica de un equipo de futbol? ¿Ganar torneos, meter goles, conseguir patrocinadores, entradas a sus estadios, venta de su mercancía?  Hay una más, que de no hacerse todas las demás son en verdad difíciles, pero si se hace de manera exitosa lo demás es solo piezas de domino que empiezan a caer una tras otra. ¿Cuál es? Compran jugadores y los venden a mayor valor, haciéndolos mejor en lo que saben hacer.

Después de esta analogía, es importante que hagas un énfasis en el desarrollo de tu personal, como si en algún futuro fueras a venderlos. Tendrás bastantes beneficios colaterales: mayor compromiso y motivación, mejores resultados y más constantes.

Ahora piensa en un enfoque a largo plazo, ¿qué pasa si nunca se va? Irás construyendo una fuerza laboral de alto talento y sacarás ventaja a tu competencia. ¿Qué pasa si se va? Habrás desarrollado una fórmula exitosa para generar talentos.

Tu estrategia en recursos humanos ya no será esperar que el talento que tanto requieres caiga del cielo, sino formarlos dentro, hechos a mano para lo que tu empresa requiere. Desarrolla esta habilidad como empresario y verás tu empresa crecer gracias al talento de todos los participantes.

¿Cómo hacerlo?

 1.-Selecciona 1 o 2 puestos clave en tu organización

2.-Identifica en cada uno 2 o 3 habilidades cruciales para ejecutar bien su trabajo.

3.-Para cada habilidad encuentra 4 o 5 maneras de enseñarle a hacerlo mejor, talleres, cursos, libros, diplomados, etc.

4.-De todas estas opciones, escoge 2 o 3 por puesto y traza una estrategia a 6 meses para ejecutarlas.

 

Conforme te familiarizas con el sistema, lo podrás implementar a más puestos en el futuro. Empezarás a conseguir más clientes, los tendrás más satisfechos, llegarás a mayores mercados, aumentará la calidad en tus productos. En otras palabras, tu equipo empezará a meter más goles, ganar más torneos, vender más mercancía y conseguir más patrocinadores.

Todo se basa en poder desarrollar a tus jugadores como si fueras a venderlos para encontrar su valor principal a cada uno.