Un ejemplo de vida

La vida de Tony Robbins se ha basado en ayudar a la gente por medio pláticas de desarrollo empresarial y personal, sin embargo, para llegar a ser el emprendedor, estratega y filántropo exitoso que es ahora, tuvo que vivir varios momentos difíciles.

Desde pequeño tuvo una infancia difícil a raíz del divorcio de sus padres y la drogadicción de su madre. Al crecer decidió adoptar el apellido de una pareja de su madre, para cambiar de Mahavorick a Robbins. Poco tiempo pasó para que tomara la decisión de independizarse y buscar hacer su vida lejos del caos.

Trabajos mal pagados no quebraban sus ganas de seguir adelante. Un día un amigo lo invitó a una a una conferencia de Jim Rohn, donde quedó cautivado y motivado a conocer más sobre ese mundo.

Para lograr su objetivo, se acercó con Jim para trabajar con él, y sería el mismo Jim quien lo incursionaría en su carrera profesional, convirtiéndose así en su primer mentor.

Y así fue como comenzó su carrera, dando pláticas gratuitas por todo Estados Unidos con el fin de darse a conocer.  Fue fácil, ya que tenía una visión clara sobre cómo iba a ser su vida y sabía lo que tenía que hacer para hacerlo realidad.

Con 4 décadas de experiencia, ha capacitado a más de 50 millones de personas de 100 países a través de su material audiovisual y conferencias en vivo.

No cabe duda de que la lección más grande que Robbins brinda a su público es que no importa cómo fue tu pasado, se puede alcanzar una vida plena y exitosa dedicándose 100% a ser feliz y a lograr tus metas.

Consejos clave para los empresarios:

  1. No inicies un negocio a menos que sea tu pasión y que sea lo que harías, aunque no te estuvieran pagando.
  2. Encuentra la forma de entender a tus clientes más de lo que ellos mismos se entienden.
  3. Hacer más por esas personas de lo que cualquier otro negocio está haciendo, añadir más valor. Si haces esto, tendrás clientes incondicionales.

Un ejemplo de vida

La vida de Tony Robbins se ha basado en ayudar a la gente por medio pláticas de desarrollo empresarial y personal, sin embargo, para llegar a ser el emprendedor, estratega y filántropo exitoso que es ahora, tuvo que vivir varios momentos difíciles.

Desde pequeño tuvo una infancia difícil a raíz del divorcio de sus padres y la drogadicción de su madre. Al crecer decidió adoptar el apellido de una pareja de su madre, para cambiar de Mahavorick a Robbins. Poco tiempo pasó para que tomara la decisión de independizarse y buscar hacer su vida lejos del caos.

Trabajos mal pagados no quebraban sus ganas de seguir adelante. Un día un amigo lo invitó a una a una conferencia de Jim Rohn, donde quedó cautivado y motivado a conocer más sobre ese mundo.

Para lograr su objetivo, se acercó con Jim para trabajar con él, y sería el mismo Jim quien lo incursionaría en su carrera profesional, convirtiéndose así en su primer mentor.

Y así fue como comenzó su carrera, dando pláticas gratuitas por todo Estados Unidos con el fin de darse a conocer.  Fue fácil, ya que tenía una visión clara sobre cómo iba a ser su vida y sabía lo que tenía que hacer para hacerlo realidad.

Con 4 décadas de experiencia, ha capacitado a más de 50 millones de personas de 100 países a través de su material audiovisual y conferencias en vivo.

No cabe duda de que la lección más grande que Robbins brinda a su público es que no importa cómo fue tu pasado, se puede alcanzar una vida plena y exitosa dedicándose 100% a ser feliz y a lograr tus metas.

Consejos clave para los empresarios:

  1. No inicies un negocio a menos que sea tu pasión y que sea lo que harías, aunque no te estuvieran pagando.
  2. Encuentra la forma de entender a tus clientes más de lo que ellos mismos se entienden.
  3. Hacer más por esas personas de lo que cualquier otro negocio está haciendo, añadir más valor. Si haces esto, tendrás clientes incondicionales.