Un proyecto de clases que cambia vidas

Una actividad dedicada a una clase se convirtió en un proyecto de vida, que busca mejorar las necesidades de uno de los sectores de la ciudad de Chihuahua, a la vez de despertar en los alumnos la conciencia social.

La maestra del Tec de Monterrey, Virginia Aceves, junto con sus alumnos recolectan basura, plantan árboles y pintan las fachadas en la colonia Paso del Norte, ubicada a unos kilómetros del campus y donde habitan alrededor de 50 familias.

Desde hace poco más de un año, los alumnos de la clase de ética acuden los fines de semana a ayudar a la maestra, más que parte de su calificación, representa para los jóvenes el sentir empatía con el prójimo y su entorno.

Una de las primeras actividades que realizaron fue el pintar el largo puente, de aproximadamente 160 metros, que atraviesa el Río Sacramento, y así comenzó la transformación de la colonia.

A la fecha son alrededor de 130 árboles sembrados, se han pintado las fachadas de 10 casas y limpiado diferentes partes, además se planea arreglar las canchas de basquetbol y el proyecto de comprar la despensa de los vecinos por mayoreo y ayudar a la economía de las familias.

Con ya 19 años trabajando en el Tec, de los cuales 10 se ha desempeñado como catedrática de nivel profesional, la maestra Vicky tiene la esperanza de que en cada alumno siembre la semilla de siempre ayudar al prójimo, ya sea dentro o fuera de la escuela.

Un proyecto de clases que cambia vidas

Una actividad dedicada a una clase se convirtió en un proyecto de vida, que busca mejorar las necesidades de uno de los sectores de la ciudad de Chihuahua, a la vez de despertar en los alumnos la conciencia social.

La maestra del Tec de Monterrey, Virginia Aceves, junto con sus alumnos recolectan basura, plantan árboles y pintan las fachadas en la colonia Paso del Norte, ubicada a unos kilómetros del campus y donde habitan alrededor de 50 familias.

Desde hace poco más de un año, los alumnos de la clase de ética acuden los fines de semana a ayudar a la maestra, más que parte de su calificación, representa para los jóvenes el sentir empatía con el prójimo y su entorno.

Una de las primeras actividades que realizaron fue el pintar el largo puente, de aproximadamente 160 metros, que atraviesa el Río Sacramento, y así comenzó la transformación de la colonia.

A la fecha son alrededor de 130 árboles sembrados, se han pintado las fachadas de 10 casas y limpiado diferentes partes, además se planea arreglar las canchas de basquetbol y el proyecto de comprar la despensa de los vecinos por mayoreo y ayudar a la economía de las familias.

Con ya 19 años trabajando en el Tec, de los cuales 10 se ha desempeñado como catedrática de nivel profesional, la maestra Vicky tiene la esperanza de que en cada alumno siembre la semilla de siempre ayudar al prójimo, ya sea dentro o fuera de la escuela.